sábado, 11 de agosto de 2012

Lausana, Suiza 2011

Aún lo recuerdo como si fuese ayer. El año pasado, por estas fechas, fui de viaje al viejo continente con mi hermana y mi mamá. Mi tio y primos nos esperaban. Y quienes mejor que ellos para hacernos conocer el lugar.
La ciudad, si es que se puede considerar como una, es pequeña y uno puede observar como hay naturaleza en cada esquina. Tan diferente a lima en todas las formas, en la comida, en la moda que se encontraba en las calles y las costumbres que mi familia de suiza tenía. Muy peculiares por cierto. En el centro y a los costados de lausana habian campaneros que sonaban cada hora, como marcando el reloj o algo asi. Incluso cuando uno dormia. Todos los días mi tio invitaba a un amigo de la familia a cenar. Ah, y hablando de comida, si bien se disfrutaba de un buen desayuno, en el almuerzo pasabas una hambruna terrible, cosa que era compensada a la hora de la cena. Cabe mencionar tambien, que en verano, por allá anochece recién a eso de las 9 pm.
Conocí la Gare, Le chateux de chillon, las "playas en el lago": vidy (de arena) y lutry (de piedras), les Gruyeres y muchoo mass.
Lo que recomendaría estando ahí es que realmente no se gasten en hospedajes lujosos, pues eso para mi es lo de menos en un lugar como ese. Es preferible recorrer la cuidad a pie, pues asi se puede conocer mas y estar en forma.